21/01/2020

Antisepsia de manos en las prácticas médicas

Antisepsia de manos en las prácticas médicas

Una correcta limpieza de manos en las prácticas médicas

Los esfuerzos para aumentar y mejorar la adhesión a la higiene de manos se han multiplicado en los últimos años por parte de profesionales de la salud al observarse que sigue siendo inadecuada o se omite en muchos de los casos.

La higiene de manos por parte de profesionales de la salud sigue siendo inadecuada o se omite en muchos casos. En Europa se producen por su causa 33.000 muertes al año.

La falta de lavado de manos se considera la principal causa en las infecciones en ambientes de salud, facilitando la propagación de microorganismos multirresistentes y contribuyendo notablemente a incrementar las tasas de morbilidad y mortalidad en centros médicos.

Los datos del último estudio EPINE concluyen que el 8,5% de los pacientes hospitalizados padece una infección durante la asistencia sanitaria. En Europa se producen por su causa 33.000 muertes al año, con un coste asociado de más de 7.000 millones de euros. Las infecciones, conocidas con el nombre de IRAS, se deben a menudo a una deficiente higiene de manos por parte del personal sanitario y la deficiente desinfección del área de trabajo.

Las siguientes recomendaciones sobre la correcta forma de realizar una higiene de manos son medidas básicas para una mejora en el cumplimiento y como consecuencia, una disminución de las IRAS:


1. Antes de tocar al paciente
: para proteger al paciente de la colonización de gérmenes nocivos presentes en las manos de los profesionales y familiares.

2. Antes de realizar una tarea aséptica (limpia): para evitar que gérmenes perjudiciales infecten el organismo del propio paciente.

3. Después del riesgo de exposición a líquidos corporales: evitando así la colonización o infección de gérmenes nocivos del paciente, lo que ayudará a una posible propagación.

4. Después de tocar al paciente: para protegerse de la colonización de gérmenes del paciente, y para evitar la propagación de gérmenes en las instalaciones de atención sanitaria.

5. Después del contacto con el entorno del paciente: para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.


“La desinfección de manos con base alcohólica se ha convertido en la mejor medida preventiva para evitar numerosas infecciones y nuestro compromiso a la hora de investigar y desarrollar productos y nuevas soluciones en este ámbito no ha dejado de crecer”, explica María Hernández, responsable del área de desinfección de HARTMANN España.

Para realizar una correcta técnica de higiene de manos (según EN1500) debemos aplicar suficiente cantidad de antiséptico para manos (Sterillium® es la solución de Hartmann, líder de mercado) para cubrir todas las manos, frotar durante 30 segundos y asegurarse que permanecen húmedas durante todo el tiempo:



Recomendaciones previas:

- Asegurarnos de que las manos no están visiblemente sucias.

- Verificar que el estado de nuestra piel es correcto: sin lesiones ni sequedad.

- No llevar anillos ni uñas postizas.

Para más información sobre la gama Sterillium por favor visite nuestra web: https://hartmann.info/es-es/articles/1/7/gama-sterilium

Salvar vidas, está en tus manos”.

María Hernández González.

Product Manager Disinfection.